SALUD MENTAL : CONOCIENDO MIS EMOCIONES

La situación nueva de pandemia dispara estados de ansiedad. Hay varias emociones que podemos experimentar. Vamos a detenernos en una: EL MIEDO.

 

¿Qué es el miedo?

Es una emoción básica que nos sirve para la supervivencia. Nos ayuda a detectar posibles peligros y así prepararnos para enfrentarlos. En general aparece en situaciones nuevas y amenazantes. 

Pero puede ser potencialmente dañina. 

 

Miedo en la pandemia, cómo se presenta:

Puede presentarse como miedo a perder la salud, a las posibles consecuencias de la enfermedad, a la falta de recursos, a la falta de insumos básicos.

 

  • El cerebro traduce la emoción en pensamientos tales como: “me puede pasar a mi” o “puedo contagiar a mi familia”.

  • Estos pensamientos son llamados “negativos”: en la pandemia pueden aparecer asociados a la muerte propia o de la familia, así como también temor a contagiar a los seres queridos y provocarles un daño.

 

Los pensamientos luego se traducen en acciones. Las acciones pueden ser: disfuncionales o funcionales. Unas te van a hacer bien (funcionales) y otras mal (disfuncionales)

 

Ejemplo de conducta disfuncional: consumir compulsivamente noticias. Eleva mis estados de alarma y alimenta mis emociones negativas. 

 

Ejemplo de conductas funcionales:

 

  • Creatividad.

  • Recreatividad.

  • Actividades formativas.

  • Participar de capacitaciones en tu lugar de trabajo.

  • consultar a fuentes oficiales la información.

  • Generar circuitos internos de trabajo y cuidado con tus compañeros y colegas.


 

El miedo puede ser potencialmente dañino o puede servirnos como motor de precaución y auto cuidado. Dale la mano al miedo y caminá con él. El miedo es el gran aliado de la prevención.


 

 

IDENTIFICANDO NUESTROS PENSAMIENTOS

Uno puede tender a tener pensamientos como los siguientes “no pasa nada, esto no me va a afectar, están exagerando”. Estos pensamientos, que pueden calmar a una persona lo llevaran a tomar conductas de riesgo, exponiéndose a sí mismo y otros. La conducta también modula las emociones. “Es catastrófico, no lo van a poder controlar, estamos totalmente desprotegidos”.

 

La emoción es la desesperanza y su aparición dificulta que nuestra conducta se mantenga estable, ya que si nada sirve no tiene sentido hacer nada. Es importante identificar esta emoción para comprender que la misma nos hará más difícil generar una nueva rutina y respetar las normas sociales. “Debo aprovechar esta situación para hacer todo lo que tengo pendiente, debo ganar tiempo”

La emoción suscitada es la ansiedad de que algo se está perdiendo. Es probable que nos lleve a estar hiperactivos, al agotamiento y al sentimiento de fracaso. Establecer metas resulta una buena estrategia en esta situación, pero es esencial que éstas sean realistas; ya que imponer metas muy exigentes contribuirá a generar un sentimiento de que uno no rinde lo que debería.

 

¿Con qué tipo de pensamiento te identificas?

 

1. Minimizado

2. Catastrófico

3. Exigente

 

¿Cuál crees que es el más común?

¡Animate a compartirlo! ¡Escribí a continuación tu opción y descubrámoslo juntos!

CONSEJOS PARA TRABAJADORES DE SALUD: APOYO PSICOLÓGICO PARA ENFRENTAR ESTA CRISIS

 

Consejos para trabajadores del área de Salud: Apoyo Psicológico para enfrentar esta crisis

 

La situación que estamos atravesando nos pone a prueba, y estás expuesto/a a una sobrecarga emocional, y podrías experimentar sensaciones tales como:

 

  • Irritabilidad.

  • Cambios Bruscos en el Humor.

  • Ansiedad.

  • Hiperactividad.

  • Dificultades para conciliar el sueño y descansar.

  • Aumento de la atención involuntaria.

  • Enojo.

  • Necesidad de continuar con la tarea y dificultades para detenerse.
     

Te recomendamos:

  • Hacé las pausas establecidas para descansar y alimentarte.

  • Mantenete comunicado con tus colegas.

  • Compartí sentimientos y experiencias con ellos.

  • Hablá sobre tus preocupaciones.

  • Evitá la exposición excesiva a noticias.

  • Buscá información precisa de fuentes oficiales y confiables.

  • Tratá de mantener hábitos saludables como tomar dos litros de agua a diario y hacer actividad física.

  • Promové el autocuidado.

  • Mantenete cerca de tus afectos, ¡y cuidalos!

SI VES QUE ESTA SITUACIÓN TE SOBREPASA, ¡PEDÍ AYUDA!.

 

Estamos para ayudarte, consultá con tu supervisor si necesitás asistencia.

 

MADRES Y PADRES : ¿QUÉ HACEMOS CON LOS NIÑOS?

COMUNICACIÓN

 

Si se tienen hijos o menores cercanos, es importante hablar con ellos. Conversá sobre la información oficial del coronavirus en un lenguaje adecuado a la edad y de manera honesta. Recordá que la familia y los afectos observan nuestras emociones y comportamientos.

No se trata de esconderlos sino de incluirlos, habilitarlos y poder comunicarlos. 

Por ejemplo: estoy asustado por la pandemia. Si lo escondo “para que el niño no se asuste”, lo que provoco es que el niño pueda confundirse y pensar “no está bien que esté asustado”. Si le cuento a mi hijo que me asusta él también puede expresar sus miedos. 

Propuesta: hablar sobre la emoción, hacer un dibujo y compartirlo. Por ejemplo “dibujo mi miedo”

Pueden pensar en conjunto cómo combatirlo y dibujarlo también. Por ejemplo un súper héroe que lo combate. 

 

ESPACIOS DE JUEGO Y OCIO

 

Los niños tanto como los adultos requieren mantener espacios de juego y divertimento que promuevan emociones positivas.

Propuesta: jugar a un juego todos juntos. Cocinar una torta juntos. Limpiar la casa a modo de juego: aprovechar a ordenar juguetes, seguro descubren nuevos! Inventar una canción graciosa. 

 

Si vive en espacios reducidos y en familia no los sobre exija con tareas. Tenga presente que respectar la cuarentena es ya un esfuerzo en sí mismo y como tal es valioso. 

 

Animate a proponer cosas nuevas y a pasar ideas entre compañeros y colegas. La creatividad es un gran aliado de la salud mental. 

 

PSICO – EDUCACIÓN

 

Podes mirar junto a tu hijo tutoriales para aprender cosas nuevas y ponerlas en práctica. Por ejemplo te dejamos este link sobre la importancia de la higiene de manos que está disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=H6EMAreCOYE

 

Te invitamos a poner en práctica el siguiente juego: 

 

También hay cuentos que podes leerle a tus hijos acerca de la pandemia. Te proponemos dos: 

1. Misión quedarse en casa, podés descargar el cuento aquí

2. El escudo protector contra el rey virus, podés descargar el cuento aquí

Bajá el material

GESTIÓN DE LAS EMOCIONES : ENOJO Y FRUSTRACIÓN

 

En general, a las emociones las podemos clasificar en dos grupos: las “buenas” y las “malas”. En las malas, se agrupan
aquellas que socialmente están mal vistas, tienen “mala prensa”. Sin embargo, todas las emociones son adaptativas y tienen su utilidad.


En tiempos de pandemia, las emociones “malas” son las que más experimentamos. Entonces: ¿estamos errados? ¿Tenemos que cambiar? Te proponemos que aprendas de ellas y puedas auto regularte sin exigencias.


En este apartado vamos a conocer el Enojo y la Frustración.


ENOJO


Es una emoción que aparece frente a un hecho que consideramos injusto o frente a aquello que no podemos modificar y nos gustaría que fuera diferente. En la pandemia, puede haber pensamientos del tipo de “el gobierno tendría que haber cerrado antes, esto no es mi culpa” u “otras personas no respetan la cuarentena y se aprovechan”.


Hoy vivimos situaciones que no podemos controlar y esto nos genera impotencia y frustración, traducida como una sensación de pérdida de libertad, de dificultad en llevar adelante proyectos y actividades personales.


Puede haber pensamientos del tipo “no puedo hacer lo que hago siempre”, “no puedo terminar mi trabajo”, “quiero salir y no puedo”.


Tenemos que aprender a amigarnos con el “no poder”. No podemos modificar los hechos. Lo que sí podemos es mirar el presente, qué es lo que realmente está sucediendo, qué es lo que no puedo hacer. Esta es mi realidad HOY. Y, desde ahí preguntarnos qué es lo posible, aquello que sí puedo hacer. Para empezar a construir nuevos hábitos y formas de atravesar esto.


Te invitamos a amigarte con la impotencia, con el “hoy puedo esto”, “esto es lo posible hoy”. Tené en cuenta que es una situación transitoria, no permanente.
 

Expresar mi enojo, contar qué me molesta, hacer denuncias por medios oficiales y no exponerse a situaciones violentas, son algunos ejemplos de cómo encauzar tu enojo hacia formas más adaptativas. Generar nuevos hábitos, adaptar tu rutina a esta realidad transitoria, son algunos de los ejemplos para ayudarte a amigarte con la impotencia y la frustración.

Te proponemos un juego:

 

1 - en una hoja arma dos columnas.

2 - En una escribí todos los pensamientos relacionados a lo que te gustaría estar haciendo y no podés por la pandemia.

3 - En la otra columna, anotá lo que sí podés hacer durante esta pandemia o lo que estés haciendo.
4 - Mirá las dos columnas.

5 - Ahora, a la primera columna leela diciendo: cuando termine la
pandemia me gustaría hacer…


¿Algo cambió? Contanos!

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
banner turnos_Mesa de trabajo 1.jpg